Apollo DRF Open

Apollo DRF Open es la versión de nuestra principal mesa digital con control remoto que extiende las aplicaciones diagnósticas incluso hacia los procedimientos intervencionistas, gracias a la máxima accesibilidad al paciente desde cualquier lado de la mesa. El cuidado del paciente llega a los niveles máximos a través de diferentes soluciones que reducen la dosis emitida, convirtiéndolo en un sistema digital versátil y apto incluso para los exámenes en pacientes pediátricos. El sistema de adquisición, basado en un sensor Flat Panel dinámico 43x43 cm, permite captar cualquier región anatómica, gracias también a funciones como la angiografía por sustracción digital de imagen (DSA) y el Stitching automático.

Apollo DRF Open
  • Estructura “Open” del tablero portapaciente

    La estructura abierta, caracterizada por el tablero portapaciente suspendido sobre un solo lado, garantiza un acceso sencillo y directo al paciente desde todos los lados de la mesa. Esta configuración es especialmente útil durante los procedimientos de intervención porque dos o más usuarios pueden estar en contacto directo con el paciente. La estructura mecánica del tablero portapaciente garantiza una capacidad de hasta 230 kg sin límites en los movimientos de la mesa.

  • Reducción máxima de la dosis

    Junto a la baja dosis requerida gracias a la elevada sensibilidad del sensor digital dinámico, se pueden implementar diferentes soluciones en el sistema, con el fin de reducir todavía más la dosis al paciente durante el examen.
    Apollo DRF Open tiene de fábrica un tablero portapaciente en fibra de carbono, material con una baja atenuación de los rayos X comparado con el laminado plástico, que requiere menos dosis para obtener una imagen diagnóstica. El colimador automático se puede configurar con filtros motorizados, seleccionados automáticamente según el procedimiento de examen. El sistema selecciona además una de las dos rejillas disponibles para adaptarse a la distancia focal-detector. La rejilla se puede quitar automáticamente para los exámenes que no la requieran, como aquellos a pacientes pediátricos o a las extremidades.

  • Gran versatilidad para las aplicaciones radiográficas

    El uso de un único sensor para fluoroscopía y radiografía ofrece una variedad de aplicaciones inigualable que incluye todos los procedimientos típicos de la radiología general, gastroenterología, tomografía y angiografía por sustracción. Se pueden realizar exámenes con una distancia focal de hasta 180 cm. El campo visual de forma cuadrada y de gran dimensión permite ejecutar en modo digital exámenes como el de la cadera, que no es posible cubrir completamente con el intensificador de imágenes tradicional.
    El recorrido del detector hasta el extremo de la camilla permite llevar a cabo exámenes de los miembros inferiores, manteniendo al paciente a una distancia mínima del suelo. La función de Stitching opcional permite cubrir estructuras largas del cuerpo, como la columna y los miembros inferiores. Una serie de exposiciones radiográficas se adquieren y se unen automáticamente mediante el software de adquisición, con el fin de obtener una sola imagen detallada de zonas anatómicas amplias.

  • Amplia gama de exámenes fluoroscópicos

    Los exámenes fluoroscópicos se benefician de la gran superficie activa del detector, que permite visualizar en tiempo real regiones anatómicas mucho más extensas sin tener que volver a colocar el paciente. La alta frecuencia de adquisición permite un estudio dinámico eficaz del aparato digestivo alto, como el tránsito gastroesofágico. La angiografía por sustracción digital de imagen (DSA), proporcionada como paquete opcional, se puede realizar sin mover el paciente, gracias al amplio recorrido del grupo tubo-detector, que permite una cobertura anatómica total.